El abandono de mascotas ocurre durante todo el año


El abandono de mascotas ocurre durante todo el año no solo en verano
Las mascotas son abandonadas todo el año

Raquel Aguilar, responsable de PACMA en Valencia, explica que el abandono de mascotas es común en cualquier época del año no solo en vacaciones. Esta idea se ha instalado en el imaginario colectivo de la sociedad y es necesario que todos sean  conscientes de la realidad que experimentan los animales de compañía cuando se enfrentan a la desgarradora experiencia de encontrarse solos en la calle.


P.M.

¿A dónde van los perros y gatos que llegan a un refugio de animales?

Según datos del estudio de la Fundación Affinity, el 61% de los animales que llegan a un refugio vuelven con sus familias o son adoptados. El resto van a casas de acogida, son reintroducidos en colonias como es el caso de los gatos.

Mueren como consecuencia de las lesiones o por enfermedad y el 16% pasará el resto de su vida encerrado, esperando una segunda oportunidad que, por desgracia, nunca llegará. El abandono de mascotas es terrible para los animales porque, en pocas ocasiones, hay un final feliz.

¿En qué condiciones llegan los animales a los refugios?

Muchos de ellos llegan enfermos, con desnutrición en distintos grados de severidad, algunos con fracturas y lesiones debido a haber sufrido atropellos o haber sido golpeados.

Son pocos los que llegan en un buen estado físico. Lo que sí presentan todos son daños psicológicos, debido al estrés, el miedo y el sentimiento de pérdida que les produce la ruptura del vínculo con la que consideran su familia.

El abandono de mascotas provoca que muchos de estos animales necesiten ayuda profesional durante largos períodos para recuperarse. Otros nunca consiguen superarlo.

Abandono de mascotas

¿Es en verano cuándo se producen más abandonos?

Es esa la creencia, pero los datos del estudio, anteriormente mencionado, indican que se abandonan perros  durante todo el año. En el caso de los gatos, al concentrarse las camadas en el segundo cuatrimestre, registran un aumento en el número de abandonos durante esos meses.

¿Cómo son los animales abandonados?

Grandes, pequeños, jóvenes, ancianos, de raza, mestizos. Se abandonan animales de todo tipo. Para quien decide abandonar a su animal, nada importa.

¿Por qué algunas personas abandonan a sus animales de compañía?

Evidentemente, porque tienen una gran falta de empatía. Los motivos que alegan quienes lo hacen son, entre otros, la falta de recursos económicos, cambio de domicilio, alergias, mal comportamiento del animal e, incluso, porque se han cansado.

No son poco habituales los casos de perros y gatos ancianos, que, tras una vida en común con su familia, los abandonan o los entregan para su sacrificio, alegando que supone una molestia tenerlos en casa.

Hay que destacar también la cantidad de perros que se usan para cazar y después los abandonan. Esto sucede cuando ya no sirven a las personas que los utilizan como un mero instrumento. Por otra parte,  a los refugios llega una gran cantidad de camadas por falta de esterilización.

Dueños versus mascotas

¿Podemos hacer algo para mejorar esto?

Por supuesto. Miles de protectoras de animales, entidades de protección animal y personas voluntarias, dedicamos muchísimos recursos, de forma totalmente altruista, para paliar las consecuencias de esta lacra que azota nuestra sociedad.Pero son las distintas administraciones las que tienen en su poder la clave para revertir esta situación.

Legislación y educación

Es necesaria una ley estatal que proteja de verdad a los animales. Entre otros aspectos, debe de contemplar temas relacionados con su ejecución y que se prohíba si los abandonan en cualquier comunidad autónoma.

En nuestra propuesta de Ley Cero, entregada en el Congreso de los Diputados junto a más de 200.000 firmas que la avalan, y que puede descargarse aquí figura, esta, entre otras iniciativas. Y, reclamamos, que se destinen medios para hacer cumplir la ley.

Hay que concienciar desde la escuela, mediante la educación en el respeto hacia todos los seres “sintientes” como enseñanza transversal, como venimos reclamando desde hace mucho tiempo.

La tenencia responsable, incluye también una correcta educación al animal y la obligatoriedad de la esterilización, que son fundamentales para reducir las tasas de abandono. Y ahí es donde las administraciones deben invertir en campañas potentes y efectivas.

Y, desde luego, no se puede seguir vendiendo animales mientras cientos de miles se ejecutan cada año en las perreras. Esto, además, ocurre ante la indiferencia de nuestros gobiernos frente a esta situación. Es necesario que PACMA llegue a las instituciones, para que los animales, por fin, sean relevantes para la agenda política.

Deja un comentario

Volver arriba